¿Es eso lo que quieres?

Del apego al desap-ego.

El apego es lo que te da una falsa seguridad ante el hacer, el tener y el pequeño ser. Es lo que te mantiene atad@ a la maya-ilusión-espejismo, al miedo a la soledad al miedo a equivocarte, el miedo a la muerte, el miedo a ser diferente. Podría seguir numerando muchos miedos más, así que diré que en definitiva te ata al miedo de SER TÚ sin reservas.

El apego al deseo precisamente hace que tu deseo se aleje cada vez más de ti. Pues para atraer lo que más desea hay que soltar el apego y practicar el desapego. Hay que entender la maravillosa sensación de sentirte libre, romper los límites físicos y manifestar desde el corazón.

Puede parecer complicado, para romper esa «complicación» tienes que comenzar una nueva relación contigo mism@ y para ello es necesario un entrenamiento consciente y deliberado. Es una maravillosa aventura que trae consigo momentos de bajón y momentos de subidón pero irremediablemente llega el día en que todo está bien en tu mundo y sabes como gestionar todas tus situaciones. En definitiva es cuestión de práctica.

Practicar todo lo que vas aprendiendo durante tu aventura y tienes dos opciones, a) realizar un lento y tedioso aprendizaje a solas, b) contratar los servicios de un profesional que te guíe y te acompañe. Tú eliges.

¿Qué es lo que quieres seguir en el doloroso apego o sentirte libre?

Recuerda que la verdadera y única libertad está dentro de ti, ve y encuéntrala, o no, eso lo decides tú.

Al ser humano le han enseñado a través de los siglos a apegarse: a las personas, a las cosas, a las situaciones, a trabajos indeseados, al dinero, a formas de hablar, a ideas y creencias, a lugares, a la crítica y el juicio, a la envidia, etc. Le han enseñado a manipular o consentir ser manipulado y millones de cosas más que le hacen miserable. Sin embargo nunca le han enseñado a ser LIBRE de verdad.

El apego es inseguridad, es miedo, es angustia. El desapego es amor, es confianza, es seguridad, es fe, es liberación.

Tu vida y tu felicidad son cosa tuya, dependen de ti. Ser feliz no es egoísmo, es tu responsabilidad.

Esto lo comprendo muy bien, lo experimento cada día y me siento muy afortunada y muy agradecida. Esta es la razón por la que puedo ayudarte, porque he recorrido el camino más de una vez y sé cómo llegar a sentir esa maravillosa sensación de felicidad y libertad en mi interior sencillamente por el hecho de estar viva.

Si eliges liberarte del apego contacta conmigo y hablamos: mmata.coaching@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *