Por qué es importante mover la energía de manera consciente y la importancia de hacerlo.

Realmente este es un tema algo avanzado en el entrenamiento interior de la persona, sin embargo te voy hablar de ello de manera que independientemente del nivel en el que te encuentres puedas o bien reforzar lo que ya sabes o bien impulsar tu comienzo.

Todo es energía, eso ya lo sabrás, lo que ocurre es que la fuerza que mueve los acontecimientos no es tangible al tacto humano, ni visible al ojo humano, ni se puede demostrar con formulas matemáticas ni experimentos científicos (al menos hasta ahora. Esto hace que muchas personas se sientan reacias a descubrir el potencial que conlleva, por miedo a sentirse estafadas.

No se puede tocar, no se puede ver pero sí se puede sentir. Es una comprensión que sientes dentro de ti que te da la certeza necesaria para actuar. Puedes llamarlo intuición, aunque realmente va más allá.

Sin duda para llegar a ello hay que hacer un trabajo interno que requiere estudio, observación y práctica (curiosamente, muy cerca del método científico).

Practicar consistentemente y a diario es fundamental para ver los resultados en este mundo físico. Es en esto donde fallan la mayoría de las personas y te digo por qué:

Uno, y la más importante: Crees que no tienes poder y es algo externo a ti lo que te dará lo que pides o deseas (salud, dinero, amor, trabajo, vacaciones, viajes, etc.)

Es hora de reconocer que hay mucho poder dentro de ti esperando a que lo uses. Esto puede que de miedo pues requiere de responsabilidad y honestidad. Hay que prepararse para ello.

Al prepararte haces tu parte y permites que el Espíritu (energía) haga el suyo. Así se fusiona tu energía individual con la fuente de la que realmente recibes tu energía vital propia con la que eres uno y lo mismo. Esta es la base de la co-creación.

Después de un trabajo interno de fuerte limpieza y te preparas, es cuando empiezas a mover la energía de manera consciente, y lo puedes hacer porque comprendes, sueltas y vibras alto.

Dos: Te interesas por libros y cursos que te enseñen a atraer lo que quieres, en ese momento sientes mucha motivación inviertes en ello pero te impacientas y al ver que no sucede nada, abandonas.

Te puedes convertir en un consumidor agresivo de cursos y libros, puede que vayas dando saltos de un tema a otro, de un curso a otro sin realmente avanzar porque después no llevas a la práctica la información que recibes.

Antes de adentrarte en cualquier tipo de entrenamiento, infórmate concienzudamente y pregúntate si es realmente el curso o taller que necesitas, te interesa y/o quieres hacer. Así evitarás pérdida de tiempo y dinero.

Y sobre todo, cuando lo hagas sigue practicando al menos durante seis meses de manera continuada, un año mejor.

Tres: Piensas que alguien lo tiene que hacer por ti, alguien que “sabe” más que tú sobre estos temas.

Los demás te pueden guiar y/o enseñar, el trabajo lo tienes que hacer tú.

Cuatro: Lo dejas en manos de Dios y te sientas a esperar.

A menos que tú hagas tu parte Dios no moverá un dedo. Recuerda el libre albedrío, si quieres ayuda pídela y tomas los pasos necesarios que por tu parte tengas que dar y suelta. Entonces Dios hará su parte.

Resumiendo, mover la energía de manera consciente requiere que:

1.- Reconozcas tu poder.

2.- Sueltes el miedo a ser responsable.

3.- Ser honesta, honesto contigo.

4.- Hacer un trabajo interno.

5.- Estudiar, entrenarte.

6.- Practicar lo que aprendas de seis meses a un año.

7.- Confiar.

Mover la energía de manera consciente es importante para tu crecimiento porque así pones tu enfoque en las soluciones a los temas que necesites resolver, es fundamental para un manejo optimo de las circunstancias del día a día, ya que cada acción tiene su reacción, causa-efecto.

No se trata solo de cumplir deseos o alcanzar metas, es saber manejarte en este mundo físico lleno de pruebas y trampas.

Cuando lo haces tu energía empieza a vibrar cada vez más alto, esto hace que tu autoestima sea sana y elevada, hace que seas más tú y dejes de actuar según lo y los que te rodean.

Vibrar alto te ayuda a cultivar una relación genuina contigo misma, contigo mismo. Esto es importantísimo, sobre todo si te pareces un poco a mi. Yo soy una persona que absorbe cual esponja la energía circundante con lo cual si no estoy alerta y me relajo en mis prácticas, me veo actuando como quieren los demás o incluso como los demás. No, gracias.

Cuando vibras alto las personas tóxicas a penas te rozan, los inconvenientes se minimizan y de lo menos bueno siempre te llega lo mejor.

Es importante mover la energía de manera consciente porque vibrarás alto de manera responsable atrayendo hacia ti las mejores circunstancias y es importante hacerlo porque sentirás conexión, paz, lucidez, conseguirás buenos resultados y la relación contigo misma, contigo mismo será sana e insuperable.

No importa en qué momento de tu vida te encuentres, siempre puedes comenzar ahora.

Si quieres saber cómo se hace, consúltame.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *