Claves para manejar tu dinero con sabiduría. (Parte 3)

En las semanas anteriores te he facilitado dos temas importantes para tu salud financiera: salir de las deudas y ahorrar. Hoy toca invertir.

Invertir es diferente de ahorrar sobre todo porque requiere un riesgo, un riesgo calculado, y la posibilidad de una mayor recompensa.

Ahorramos e invertimos por diferentes razones, diferentes metas y diferentes resultados. Tomar parte de tus ingresos y convertirlos en capital para inversión hace que trabajes de manera directa hacia tu libertad financiera. Hoy trataremos la importancia de invertir y lo básico para hacerlo.

La mayoría de las personas más ricas del mundo son personas que invierten, ellos saben que la manera de conseguir independencia financiera a lo largo del tiempo es a través de las inversiones. No es que estas personas sean mejores que las demás, es sencillamente que se comprometen de manera disciplina con su abundancia económica.

La clave está en comenzar a verte a ti mismo como alguien que invierte; inviertes en ti mismo, en otros, en negocios, en bienes inmuebles, y en medios financieros que tendrán un retorno de lo invertido (ROI) maximizado, que te ayudarán a conseguir la clase de riqueza que tu desees.

Seguidamente te dejo algunas de las cosas específicas en las que es conveniente invertir para conseguir el estilo de vida que deseas para ti y los tuyos:
Invierte en ti mismo.
Aquellos que desarrollan verdadera riqueza invierten en ellos mismos, son ávidos lectores, estudian, tienen un real interés en las personas y en la abundancia. Trabajan continuamente en salir de sus zonas de confort para mejorar y crecer.
Si quieres ser una persona que logra su libertad económica, entonces harías bien en invertir en ti mismo, continúa mejorando a través de la lectura, cursos, observando a otras personas, etc.
Cuando, por ejemplo, inviertes en ti a través de mi ayuda estás realizando un acto de amor y atención para contigo mismo. Eso te ayuda a crecer, en todos los sentidos, cuando implementas lo que aprendes.
Invertir en otros.
Las personas que consiguen desarrollar abundancia a lo largo del tiempo son aquellas que aportan valor a otros, invierten en ellos y consiguen grandes recompensas de sus inversiones.
Si eres emprendedor, invertir en tu propia compañía. Invertir en bolsa. Invertir en compañías públicas, invertir en ideas…
Lo básico de las inversiones requiere:

1.- Deja que tu dinero trabaje para ti, no al contrario.
2.- Permítete ayuda (corredores de bolsa, expertos en finanzas…)
3.- Invierte con regularidad (una vez al mes, dos veces al año, una al año…)
4.- Piensa a largo tiempo. Que ocurra de la noche a la mañana es la excepción. Para crear riqueza a largo plazo necesitas una mentalidad a largo plazo.
5.- Invierte en lo que te resulte confortable, más cómodo.

Recuerda algo muy importante, la verdadera libertad financiera no está en cuánto dinero tienes, está en tu actitud hacia el dinero. De ahí quien tiene menos puede ser más feliz que quien tiene más y está lleno de estrés.​​​​​​​

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *