Claves para manejar tu dinero con sabiduría. (Parte 2)

El dinero es un tema tan importante en tu vida como lo es la salud o el amor, todos están en la misma línea de importancia. Si uno falla, los demás se ven afectados, si uno mejora los demás mejoran también.

Recuerda que todo está interrelacionado y en tu vida todo se ve afectado para bien o para menos bien.

La semana pasada te dí claves para que comiences a concienciarte de que salir de las deudas y procurar no volver a caer en ellas es fundamental para tu salud financiera.

Vivir de manera holística es muy saludable para todo en tu vida y, por supuesto, se incluye el dinero en esto.

Por tanto, antes de seguir adelante, es muy recomendable que vuelvas a leer el primer artículo sobre finanzas y pongas en práctica lo antes posible lo que allí te enseñé, pues el primer paso para poder continuar es salir de las deudas lo antes posible.

Si me dices que para hacer algo o tener algo necesitas financiación yo te digo que muy bien, pero procura cumplimentar los pagos a corto plazo y de manera cómoda para ti, fuera estrés económico.

Para seguir adelante, el siguiente paso sería AHORRAR.

La mayoría de las personas se echan a temblar con solo oír esta palabra; ¡eso es imposible! ¡Pero si no llego ni a fin de mes!
Ahorrar es una disciplina y no depende de tus ingresos. Da igual lo que ganes. Si preguntáramos a personas con diferentes niveles de ingresos, casi todos, por no decir todos, dirían que es imposible ahorrar. “Si solo ganara X euros/dólares más…”
Da igual pues si tu sueldo/ingresos suben, tus gastos también lo harán, es es sencillamente porque la tendencia es gastar todo lo que ganamos.
Por tanto ahorrar no depende de lo que ganes, depende de tu disciplina a la hora de crear el hábito de guardar algo cada mes.
Para sanar tus finanzas: Primero salir de las deudas, segundo comenzar a ahorrar. 
Crear el hábito de ahorrar te da la oportunidad de construir tu propia independencia. Aquí comienzas a crear una maravillosa relación con la energía del dinero, así esa energía sabe que es importante para ti y por eso la cuidas.
No necesitarás recurrir a nadie si las cosas se ponen “feas” pues tendrá tus propios medios para salir adelante y además, luego, seguir ahorrando.También tendrás la oportunidad de dar y colaborar a otros.
Unos buenos ahorros serían por ejemplo, si tus gastos mensuales ascienden a 1.500 euros/dólares, tus ahorros tendrían que ser 6 veces esa cantidad, es decir tener ahorrados 9.000.00 euros/dólares.
Poner una cantidad mensual en tus ahorros te aporta seguridad y serenidad mental, además luego ese dinero “trabajará” para ti aportando cantidades extras en beneficios bancarios.
¿En qué te tienes que enfocar?
Pon tu atención en crear la disciplina de ahorrar algo cada mes, más vale un poquito que nada. Ponte la meta de conseguir llegar a tener ahorrados los gastos mensuales para cubrir 6 meses. Pon camino hacia tu libertad financiera.
La tranquilidad interna es fundamental para actuar con sabiduría ante todo lo que se presente en tu vida, también para manejar tu dinero.
Por ello te animo a que tomes este programa de entrenamiento y refuerces tu propia voluntad de llevar a cabo las acciones necesarias para recobrar tu salud financiera:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *