Estrategias para sentir conexión espiritual

PAZ2La idea de encontrar la iluminación espiritual puede resultar pretencioso por un lado, imposible por otro e incluso una falacia.
Sin embargo lo gracioso de esto es que ya estás espiritualmente iluminado, solo tienes que darle al interruptor para encender la luz.
¿Y cómo se le da a ese interruptor que enciende esa luz?
Si te observas con atención notarás que a veces las cosas que quieres suceden sin haberlas planeado si quiera, esta es una prueba de que ya eres un ser iluminado y que siempre estás protegido.
Otras veces hay que tener el coraje de apretar el interruptor y para ello ponerte en marcha cambiado ciertas cosas para poder seguir adelante. Te dejo tres estrategias para que comiences a acercarte con determinación y conscientemente hacia esa llave que enciende tu luz.
Tendrás que trabajarlas una a una durante el máximo tiempo posible, digamos que un mes cada una, con constancia paciencia y tratándote con mucha amabilidad, para que se conviertan en hábito y así sentir tu conexión espiritual a lo largo del tiempo y no solo momentáneamente.
Primera estrategia: Eres parte del Todo,  para sentirlo medita.
Meditar es una práctica muy beneficiosa para todos tus cuerpos; físico, mental, emocional y espiritual.
A nivel físico refuerza tu sistema inmunológico, equilibra tu sistema nervioso, relaja todos tus órganos internos, previene enfermedades.
A nivel mental te ayuda a tener una mente en calma y ordenada, pudiendo conseguir que tu fuerza mental sea tu amiga porque utilizarás esa energía a tu favor, dirigiendo tus pensamientos sin permitir que sean ellos los que controlen tus acciones.
Meditar te ayuda a observar tus emociones dolorosas y transmutar esta energía para conseguir salir de ellas con elegancia y lo más rápido posible.
Potencia el darte cuenta de que tienes una FUERZA espiritual poderosa que te ayuda a comprender que eres algo mucho más allá de un cuerpo y una mente. Haces espacio dentro de ti para que ser más consciente de tu sabiduría interna y seguir su guía.
Meditar no es religión y ninguna de ellas tiene su exclusividad, todo el mundo puede hacerlo sin necesidad de practicar ningún dogma, ni pertenecer a una religión en concreto, aparte de que todas ellas la practiquen de una u otra manera.
Queda un espacio entre pensamiento y pensamiento y es ahí donde se tiene que poner la atención, con la práctica constante lo consigues.
Si nunca has meditado con anterioridad, comienza buscando un lugar tranquilo donde nadie te moleste y presta atención a tu postura ya tu respiración.
Recomendaciones para meditar sentado en una silla: espalda recta, pies pegados al suelo, manos sobre tu regazo, ojos dulcemente cerrados, observa tu cuerpo y si sientes alguna parte en tensión, relaja.
Ahora presta atención a tu respiración, observa como entra y sale el aire; inspira profundo y expiras lento, lleva a cabo esta respiración tres o cuatro veces y luego déjate llevar y respira con normalidad.
Esto es lo básico para comenzar a meditar. Poco a poco y según vayas avanzando sentirás que tu energía no se queda en los límites de tu cuerpo físico y que de verdad formas parte del Todo.
Segunda estrategia: Cuando comprendes que todo está bien en tu mundo y que todo lo que ocurre pasa para tu mayor bien y el de todos los implicados, es fácil practicar el desapego.
El desapego puede resultar complicado de integrar en tu vida porque continuamente creas lazos con todos, ya sean enriquecedores o tóxicos, y con todo lo que te rodea.
Se trata de comprender que eres un ser poderoso y sin límites, cuando llevas este entendimiento a lo más profundo de ti te das cuenta que todo ocurre por una razón y que todo está bien tal y como está ahora en tu día a día, en tu mundo.
Porque todo ocurre según las elecciones que vas haciendo cada instante de tu vida.
Cuando te hagas consciente podrás hacer nuevas elecciones para dar un giro para mejorar allí donde creas que lo necesitas.
Esto es una consecuencia y uno de los resultados que puedes esperar de la primera estrategia que te he comentado, la de meditar, así mismo te ayuda a ser una persona desapegada porque actuarás desde una mirada más elevada, desde tu ser verdadero y no desde tu ser influenciado por las circunstancias o por los demás.
Tercera estrategia: No negocies tus límites.
Una vez que has integrado las dos estrategias anteriores estás en perfecta armonía interna para poner tus límites y respetarlos.
Respetarlos significa que eso que es tan importante para ti no lo negociarás nunca bajo ninguna circunstancias, ni con nadie.
Por ejemplo dejar de relacionarte con personas tóxicas o minimizar lo máximo posible el contacto con este tipo de personas. Esto no es negociable.
Si has decido dedicar una hora al día a tu trabajo interior y para ello necesitas estar a solas, respeta tu decisión y haz a saber a quién consideres oportuno que de x h a x h estarás ocupado.
Apaga cualquier aparato que te pueda distraer, incluido el móvil y el pc.
Estas estrategias te ayudan a hacerte consciente de que tu poder siempre está dentro de ti y  beneficiarte de ello dependerá del tiempo que dediques a tu entrenamiento.
No esperes milagros sin actuar, pues lo que hace que los milagros ocurran es el prepararte para verlos y esto lo consigues a través de tu practica espiritual.
Y es tu practica espiritual la que hace que te sientas espiritualmente iluminado, y ya te habrás dado cuenta de que las tres estrategias que te he enseñado hoy, son practicas espirituales.
¿Te surgen dudas? ¿Alguna pregunta o necesitas que te guíe de manera personalizada en tu entrenamiento? escribe a: info@mercedesmata.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *