¿Te sigue importando “el qué dirán”?

criticonasEstar pendiente de la opinión de los demás te hace débil. Decidir y actuar pensando en cómo reaccionarán los demás y en si te darán su apoyo o te criticarán, es desvalorizarte y debilitar tu energía personal.

Recuerda que para hacer cosas en este mundo físico y conseguir buenos resultados necesitas energía, mucha energía. Esa energía es tu motor, tu motivación, tu impulso… si la desgasta pensando en el “qué dirán”, “qué opinarán”, te resultará agotador hacer acopio de esa energía tan apreciada y necesaria.

¿Todavía te importa lo que piensen de ti y de lo que tú haces? ¿Lo que piense tu pareja, tus padres, tus  hermanos, tus amigos, tus vecinos, tus compañeros de trabajo, tus familiares (abuelos, tíos, tías, primos, primas…)

Cuando hago esta pregunta muchas personas me contestan que no, sin embargo cuando siguen hablando observo que se comparan, se juzgan y se critican a ellos mismo. Esto me está diciendo que todavía les importa la opinión de lo demás y que siguen tomando sus decisiones desde esta premisa.

Uno de los temas candentes en la vida de mis clientas es la responsabilidad personal y como no se pueden conseguir resultados favorables sin ella. Esto está estrechamente ligado a tu manera de decidir, ten en encuenta que quien va disfrutar o sufrir los resultados eres TÚ, y solo TÚ. Una vez llegan estos no puedes culpar a nadie, no puedes hacer responsable a nadie mas que a ti.

A mi me pasa que cada vez que quiero o necesito ir al siguiente nivel de confianza en mi misma, sobre todo cuando comienzo cosas nuevas, las viejas creencias de pronto aparece, (soy afortunada porque me doy cuenta y tomo cartas en el asunto) me pillo a mi misma preguntándome: ¿cómo voy a superar todas barreras? ¿Van a volver a pensar que estoy loca por querer adentrarme en otro reto en mi vida? Seguro que me van a decir: pero con lo tranquila que estás ahora, ¿Por qué te vas a complicar?, etc. Quizás sabes exactamente a qué me refiero.

Lo que he observado es que no soy la única. Muchas personas en vida, tanto a nivel personal como profesional, se enfrentan al “qué dirán” cuando quieren o necesitan encaminarse al siguiente nivel de confianza personal en sus decisiones, y ponen su propia responsabilidad en manos de los familiares, amigos, el gobierno, el sistema, la economía, o lo que sea que ellos consideren el motivo de sus dificultades.

Sé que todo lo que experimento en mi vida, todo lo que tengo o no tengo, es debido a mis acciones, a mi comportamiento, mis palabras y mis pensamientos. Y lo mismo ocurre contigo. Cada decisión que tomamos crea nuestras circunstancias de vida y esta es la única razón de nuestros éxitos o nuestros fracasos, felicidad o infelicidad y situación económica.

La responsabilidad personal es el mínimo requisito para la motivación, la acción, el éxito, la felicidad y la fuerza para reinventarte sin desfallecer, sin abandonar en el primer intento. Aceptar que eres completamente responsable de tus resultados, y darte cuenta de que nadie va a venir a salvarte es el comienzo de tus éxitos. Tu salvación está en ti, nunca fuera de ti.

No tomar tu propia responsabilidad sobre ti y tu vida te lleva a excusarte todo el tiempo, crear excusas donde no las hay, culpando a los demás y al mundo de todo lo que pasa en tu vida, sobre todo de lo negativo.

Una persona que es irresponsable está abocada a la angustia, la hostilidad, los miedos, los resentimientos, y toda clase de emociones negativas. Todas las emociones negativas están estrechamente ligadas a la culpa y a la acción de culpar a los demás.

¿Cómo puedes tomar cartas en el asunto y crear un fuerte antídoto contra “el qué dirán” y fomentar tu propia responsabilidad y ser consciente de ello? Es fácil si te pones a ello: observa tu mente, tus pensamientos vienen uno a uno ya sean positivos o negativos, ponte alerta y haz el firme propósito de decir con vehemencia “soy responsable”, siempre que te pilles culpando, ¿sabes? no puedes tomar la responsabilidad de una situación y sentirte angustiada al mismo tiempo. Cuando tomas la responsabilidad tu poder interno se activa  y ves la manera o las maneras de resolver la situación.

El primer lugar donde tienes que mirar es en tu interior, todo viene de allí. Algo está ocurriendo en tu interior y en el momento que miras allí empiezas a ver cosas que antes no veías mientras culpabas a “el qué dirán” ¿Por qué? Porque ahora estás en tu centro, estás pendiente de ti y no de lo que ocurre fuera.

Entonces es hora de entrenar tu mente, de poner tu fuerza de voluntad a trabajar para ti, de ser auto-disciplinada y hacer los cambios necesarios para disfrutar de la vida que realmente quieres vivir.

Apostar por ti misma es la única manera de avanzar. Haz hoy algo diferente.

 

 


 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *