3 Estrategias Para Llegar Al Desapego

desapego1¿A veces te sientes desdichado, paralizado o atado a ciertas situaciones y/o emociones?

¿Te gustaría sentirte libre? ¿Estás listo para soltar tus ataduras?

Tú puedes experimentar la vida que realmente quieres tener, sin embargo si tu sentido del propio merecimiento y tu felicidad depende de ello entonces vives en el apego y sufres.

Cualquier persona o cosa a la que te apegues puede manipularte y arruinar tu libertad, ya cedes tu poder y no eres tú.

Lo igual atrae a lo igual, otras energías se repelen… El Universo es una danza continua de energías en movimiento.

Yo creo firmemente que estamos en esta vida para aprender, aprender a crecer interiormente, aprender sobre el AMOR en mayúsculas, el AMOR INCONDICIONAL.

El amar incondicionalmente LA VIDA y todo lo que ella nos trae, DA MIEDO, miedo a perder lo que ilusoriamente creemos tener. Estamos de paso y todo lo que creemos poseer está de paso en nuestras vidas.

El apego hace sufrir. El desapego te da libertad.

Los apegos crean ataduras materiales y emocionales, ¿qué ocurre dentro de ti cuando te sientes atado?

En este artículo te dejo tres estrategias para que practiques el arte del desapego, estrategias que te ayudarán a sentirte cada vez más libre a medida que pases a la acción, las aprendas y las lleves a cabo tantas veces sean necesarias hasta tus cadenas se suelten.

Primera Estrategia: La Intención

Sientes una fuerte opresión en tu pecho, te sientes incómodo, quizás todavía no sabes por qué.

Para llegar a poner toda tu intención en sentirte libre primero tienes que darte cuenta de por qué te sientes atado y a qué te sientes atado, qué hace que te sientas ahogado.

Cuando te armas de valor e identificas el qué y los por qué, es hora de poner toda tu intención en liberarte, practicando la segunda y tercera estrategias.

Segunda Estrategia: El Perdón

Perdonar limpia y libera, sí lo hace sin excusas.

¿Por qué te sientes cómo te sientes? Recuerda que el único responsable de tus circunstancias eres tú, culpar a los demás no te exime de tu responsabilidad.

Comienza perdonándote a ti mismo. Luego perdona a todas las personas involucradas y que tú crees tienen «culpa» de lo que te pasa.

Perdónate con respeto, sin criticarte ni juzgarte. De la misma manera perdona a los demás.

Trabaja la siguiente afirmación: Me perdono y soy libre, te perdono y te dejo libre.

Tercera Estrategia: Visualiza

Visualizar es utilizar tu imaginación para crear. No es algo nuevo, lo haces constantemente aún cuando te des cuenta de ello.

Todo comienza con una imagen en mente. Ahora párate y usa tu imaginación para verte bajo otro prisma, bajo otra perspectiva.

Cierra tus ojos y mira como tus circunstancias de apego devastador se esfuman y dejan espacio para que te sientas libre.

Cierra tus ojos y crea imágenes en las que te veas sonriente, feliz y libre de ataduras.

Deja de apegarte a tu casa, tu coche, tu dinero, o a las relaciones de cualquier índole. Practica el arte del desapego, consigue la maestría en ello y serás independiente e inmensamente poderoso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *